open sea

Instalación: dispositivo holográfico,

1 m 20 x 1 m 20 x 2 m 40, 2017

Open Sea se inspiró en el interés de los actores del mundo digital por la alta mar, una zona marítima offshore que escapa a la legislación de todos los Estados, lo que implica que los datos alojados en los servidores de esta zona estarían al margen de la ley y que ningún Estado podría tener derecho a supervisarlos. Diferentes proyectos han sido formulados por diferentes organizaciones, desde grandes empresas digitales como Google cuyos ingenieros han imaginado una plataforma offshore de servidores alimentados por energía solar y corrientes oceánicas, refrigerados por agua de mar, hasta piratas informáticos como los del sitio de descarga gratuita thepiratebay que tiene un tiempo pidió donaciones para comprar una plataforma en alta mar.

 

Para lograr este trabajo, quisimos hacer algo así como una muestra de esta alta mar que toma la forma de un fragmento en imágenes sintéticas desarrolladas a partir de algoritmos que permiten simular el mar en los efectos especiales del cine y los videojuegos; sin embargo, si utilizamos estos artificios para simbolizar la alta mar, no se trata de hacer un trampantojo, de dar la ilusión de un mar infinito, sino de delimitar una pieza geométrica cuyos límites aparecen y que se forma como un mapa animado por el oleaje.

 

Esta imagen de la codiciada alta mar se coloca en una estructura minimalista inspirada en las bahías de almacenamiento de los servidores informáticos; esta especie de torre, erigida como un faro, emite, a modo de indicadores electrónicos, una luz débil que aumenta y disminuye, recordando el movimiento de las olas. También va acompañado de un sonido que recuerda al mar, pero que proviene de la grabación del entorno sonoro de los centros de datos.

 

Este fragmento de alta mar es una utopía invertida, una isla de agua que flota como una imagen fantasma inspirada en los dispositivos holográficos del teatro, dentro de las estructuras informáticas que podría albergar.

Este trabajo fue producido y presentado por el festival Hors-Pistes para la exposición Traversées (Centre Pompidou - 2017).

El fragmento holográfico de alta mar visible en el cuadro (vista previa):

press to zoom

press to zoom

press to zoom

press to zoom